Espeto de Sardinas en Málaga. A un paso de ser Patrimonio Inmaterial de la Unesco

 

La sardina y el espeto tienen en Málaga un vínculo profundo… Juntos se han consolidado como uno de los platos más típicos de la cocina malagueña. El rey Alfonso XII los probó ya en 1885… Hoy, varios siglos después, te los preparamos en Málaga, igual que entonces… Ahora nuestro plato más típico está a un paso de convertirse en Patrimonio Inmaterial de la Unesco.

Nuestro espeto de sardinas a un paso de ser reconocido como Patrimonio Inmaterial de la Unesco.

El Senado ha aprobado una declaración institucional en la Comisión de Cultura del Senado para defender en las instancias internacionales oportunas la inscripción de la candidatura del espeto de sardinas en la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco.

El espeto como tradición se remonta al año 1882, cuando ya había establecimientos que ofrecían de forma comercial el espeto de sardinas como plato típicamente malagueño. Con el paso del tiempo el plato se ha convertido en seña identidad de la mayoría de los chiringuitos de la Costa del Sol.

Ahora el objetivo de presentar la solicitud de candidatura y las correspondientes adhesiones es “preservar los conocimientos y saberes” que supone la elaboración de la tradición culinaria del espeto como “expresión de la entidad comunitaria” a nivel de la provincia de Málaga y del resto de Andalucía y de España.

Por tanto, el proyecto y esta candidatura pretenden proteger y tomar conciencia sobre un elemento patrimonial que forma parte de la diversidad de la cultura y une a todos los malagueños.  Estamos a un paso de conseguir que el espeto sea incluido en el inventario del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad y se elaboren actuaciones para su salvaguardia.

¿Qué es el espeto?

Espetar” es clavar una serie de pescados en una caña para asarlos a la parrilla, siendo el más popular el espeto de sardinas. Tradicionalmente, la caña se clava en la arena junto a las brasas o, en el caso de los chiringuitos, en una barca preparada con brasas.

La caña en donde se ensarta el pescado se hace a partir de cañas de azúcar que se cortan en trozos de unos cincuenta centímetros y después se abren por la mitad longitudinalmente. Una vez obtenidas las dos medias cañas, se afila la punta para que pueda insertarse el pescado. Estas cañas son colocadas en un cubo con agua para que se humedezcan y puedan colocarse encima de las brasas sin que se quemen.

Esta forma de cocinar se transmite de generación en generación a los llamados “amoragadores”.

Para comer el espeto de sardinas, los malagueños suelen decir que las mejores fechas coinciden con los meses que no llevan la letra “R”.

¿Donde comer los mejores espetos de Málaga?

Hablar de espetos es hablar de tradición marinera y son los barrios de pescadores los que históricamente más arraigada tienen esta cultura gastronómica. Por ello os recomendamos los siguientes enclaves y los restaurantes o chiringuitos de referencia en cada zona.

 

 

Playa del Pedregalejo:

– Restaurante Andrés Maricuchi, referencia de la zona.

Playa del Palo:

– Restaurante el Tintero.

 Playa de Guadalmar:

– Chiringuito Servando

Huelin:

– Casa Juan, especializados en mariscos y pescados, un referente en Málaga.

Playa de la Misericordia:

-Chiringuito Escribano.

 

La Farola de Málaga cumple 200 años

El domingo 30 de mayo de 1817, Málaga inauguraba el faro que se iba a convertir en uno de los símbolos más populares de la ciudad. La Farola es uno de los dos únicos faros de España con nombre femenino, junto con la Farola del Mar, de Tenerife.

Está ubicada en el paseo que recibe su mismo nombre, en el barrio de La Malagueta, entre el puerto de Málaga y el paseo marítimo Ciudad de Melilla.

La Farola además es un elemento recurrente en la iconografía malagueña.

Ha sufrido varias reformas durante su historia. La primera se realizó por los daños causados por el terremoto de 1884. En 1885 se acometen obras de mejora y se le dota de un nuevo aparato luminoso que mejore la guía de los navegantes por la noche. En 1909 se amplía la vivienda del farero.

Durante la Guerra Civil, aunque se da orden de apagar el faro y pintarlo para dificultar su visión, sufre daños de los que tendrá que ser reparada.

Está ubicada en el paseo que recibe su mismo nombre, en el barrio de La Malagueta, entre el puerto de Málaga y el paseo marítimo Ciudad de Melilla.

La ampliación del puerto y la transformación del Muelle Uno son dos motivos más para no dejar de visitar este lugar de interés turístico.

Dirección:

Paseo de la Farola, 19
29016 Málaga

 

 

 

Museo de Málaga. Vídeo visita guiada.

Bienvenidos al Museo de la Aduana. El Museo de Málaga.
Visita de la mano de su directora el quinto museo más grande de España y el mayor de Andalucía.

El Museo de Málaga localizado en el Palacio de la Aduana es ya, desde su apertura, el nuevo buque insignia de la cultura en la capital.

 El Museo de la Aduana, en datos

18.402 metros cuadradosconstruidos suma el palacio de la Aduana después de su rehabilitación.

7 años se han prolongado los trabajos en el imponente edificio de Cortina del Muelle.

40 millones de euros ha invertido en Estado en la transformación del inmueble para que albergue los fondos del museo.

1973 fue el año en que las colecciones provinciales de Arqueología y Bellas Artes quedaron unificadas en la misma institución: el Museo de Málaga.

15.000 piezas arqueológicas suma esta sección del museo provincial.

 

 

Organización de las Salas.

SALAS 1 y 2. “La colección Loringiana”

SALA 3. “De la Prehistoria a los Fenicios”

SALAS 4 y 5. “De la Málaga Romana a Al-Andalus”

SALA 6. “Inicio colección de arte”

SALA 7. “La pintura decimonónica”

SALA 8. “La pintura del siglo XX”

DIRECCIÓN

Plaza de la Aduana, 1. 29015 Málaga

TELEFONOS

  • Teléfono: 951911904
  • Móvil: 600160881

HORARIOS DE APERTURA

El museo cerrará los lunes –siempre que no sean festivos– y los domingos por la tarde. En concreto, las 2.700 piezas en exposición incluidas en las colecciones de arqueología y Bellas Artes podrán visitarse de martes a sábado, de 9.00 a 20.30 horas, mientras que los domingos y los festivos, la Aduana permanecerá abierta de 9.00 a 15.30 horas.

PRECIO DE LA ENTRADA.

El público podrá visitar el museo de manera gratuita siempre que sea ciudadano de la Unión Europea. El resto, deberá abonar una entrada de 1,5 euros. Junto con el acceso gratuito para los ciudadanos de la Unión Europea, el palacio de la Aduana ofrecerá el paso libre a su planta baja, convirtiendo esa parte del edificio en una plaza más de la ciudad.

 

 

 

 

 

 

Talleres interactivos – Museo del Vidrio y Cristal de Málaga Málaga.

Desde las extraordinarias pinturas presentes en la fachada del edificio que lo acoge, una bella Casona del Siglo XVIII, hasta su singular estructura interior nos hablan de un Museo único donde podréis descubrir secretos de nuestra historia a través del vidrio y el cristal. Un espacio “con Duende” gestionado a la perfección por la sábia mano de Gonzalo Fernández Prieto, propietario de la Colección e impulsor del proyecto.

Se pueden admirar unas 3.000 piezas de cristal, acompañadas por una importante representación de obra pictórica, mobiliario y objetos de decoración que corresponden a diferentes periodos históricos, creando una atmósfera mágica  en el contexto doméstico en el que vivieron sus primeros propietarios.

Un museo de artes decorativas que quiere ser una entidad viva que sirva de aliciente para rehabilitar el antiguo barrio artesano de San Felipe Neri, y un núcleo de referencia y estudio para los artesanos modernos.

Comenzando por las “Civilizaciones antiguas” podemos ver piezas del antiguo Egipto, fenicias, bizantinas, medievales o incluso iraníes de los siglos XI y XII.

Vidrios catalanes, venecianos y bohemios junto a retratos firmados por Adrian Hanneman o John Riley se encuentran en la sala “Siglo XVI y XVII”.

Acompañados de pinturas de Mercier, Vanderbank o Wright of Derby la sala “Siglo XVIII” contiene vidrio realizado en “La Granja” durante los reinados de Carlos III y Carlos IV.

La sala “Siglo XIX” nos recibe con la pintura “Retrato de dama” y destaca su colección de camafeos de cristal. Finaliza la visita con el “Siglo XX” con piezas de Gallé, Lalique, Whitefriars y otros vidrieros de la escuela pop de mediados de siglo.

 

Talleres del Museo del Vidrio y Cristal de Málaga

Taller nº1: William Morris y el diseño de vidrieras

A través de este taller, los participantes descubrirán la importante figura de William Morris, fundador del Movimiento Arts & Crafts, a la vez que aprenderán el proceso de fabricación de una vidriera.

Los contenidos del taller están adaptados a todas las edades.

El precio del taller es de 10€, incluyendo la visita al museo y los materiales necesarios para la realización del mismo.

 

Taller nº2: Luz y Color

Con este taller, los participantes descubrirán a través de la técnica del collage, cómo la luz nos cambia la percepción que tenemos de los colores y los objetos.

Los contenidos del taller están adaptados a todas las edades.

El precio del taller es de 10€, incluyendo la visita al museo y los materiales necesarios para la realización del mismo.

Los talleres se imparten en castellano y su duración, con la visita incluida, es de 2 horas y media como máximo. Los grupos deben ser de al menos 10 personas.

Para su realización, es necesario reservar previamente, indicando el número de personas y edad, llamando al 952220271.


MAS INFORMACION DE INTERES:

>> DIRECCION:

Plazuela Santísimo Cristo de la Sangre, 2 (Frente a la Iglesia de San Felipe Neri)

Teléfono:  952220271


>> HORARIOS. 

Martes a domingo, de 11:00 a 19:00h.

(24 y 31 de diciembre de 11:00 a 15:00h.)

Última visita a las 18:00h. 

Cerrado: todos los lunes, 25 de diciembre, 1 y 6 de enero y mes de agosto.


>> WEB OFICIAL DEL MUSEO DEL VIDRIO DE MALAGA. 

La web del Museo es más que recomendable que la visitéis pues contiene muchísima información de gran interés y visitas virtuales. 

WEB DEL MUSEO DE VIDRIO Y CRISTAL DE MALAGA

Qué lo disfrutéis!

 

 

Alcazaba de Málaga. Un viaje en el tiempo.

La Alcazaba de Málaga. Se encuentra en la parte más alta el Castillo de Gibralfaro. Fue una fortificación de la época musulmana. Fue construida por Badis-Maksan y completada por el emir Abderrahman I, entre los años 756 y 788. En 1065, pasó a manos del Reino de Granada, cuyos reyes también la engrandecieron. El edificio fue reformado entre los siglos XIII y XVI, produciéndose una fusión con el de castillo de Gibralfaro. Hasta ese diseño creado en el siglo XI, la colina de la Alcazaba debió contar con una edificación que actuo desde las perspectivas de la defensa del territorio y también como espacio habitacional pero sin esa personalidad que a partir del XI se patentiza en las fuentes. Estamos, pues, ante una construcción de marcada singularidad y complicada evolución histórica y topográfica.

Historiadores musulmanes afirman que fue el rey de taifas bereber de Granada, Badis ben Habús, quien ordenó construir la Alcazaba entre los años 1057 y 1063, utilizando para su embellecimiento los mármoles y estatuas del teatro romano adyacente. Los Almorávides irrumpieron en ella en 1092 y los Almohades en 1146. Posteriormente, en 1279, es rendida la ciudad a Muhammad II Ben al-Ahmar y pasa a formar parte del reino Nazarita. El carácter meramente castrense se supera si entendemos que el término alcazaba implica una serie de competencias que van más allá de las puramente militates. Una alcazaba no es equiparable al castillo medieval cristiano, es una fortaleza urbana, un espacio en donde, a parte de realizarse funciones militares, también se efectúan administrativas y en algunos casos, como éste, palaciegas y residenciales, al ser sede del gobierno y de sus jerarquías.

La biznaga y El “biznaguero”

Pocos símbolos hay mas genuinos y propios de Málaga como La Biznaga y El “biznaguero”… Este trabajo artesanal comienza mucho antes del verano. Es en los meses previos a la llegada del calor cuando se recolecta el nerdo; tras su recolecta, se tiene que arreglar la planta quitándole las hojas y ramas que sobran, hasta dejar solo lo que será el soporte de la Biznaga. Después, todo se seca para que se quede rígido para poder introducir los jazmines…

La biznaga y El “biznaguero”
El origen de la palabra “biznaga” procede del árabe: “regalo de Dios”. Antiguamente, se usaba como ambientador, ya que tiene un olor muy agradable, o como remedio natural contra los mosquitos. En la actualidad ha pasado a ser un elemento decorativo, además de ser uno de los emblemas de Málaga.

La biznaga es una confección artesanal que incluye flores de jazmín y el tallo del nerdo, una especie de cardo que se recolecta antes del verano. Se elabora insertando las flores del jazmín en forma de bola en este tallo cuando aún están cerradas, de forma que al llegar la noche se abren desprendiendo su característico olor.

Hay muchos tipos de jazmines, pero el más utilizado es el Jazmín Real, que es blanco y con un aroma dulce.

 


El “biznaguero”
Se conoce como “biznaguero” al vendedor ambulante de biznagas, quien va ataviado con un traje popular y suele portar las biznagas en una penca (hoja de chumbera). También es él el encargado de confeccionar la biznaga, empezando su trabajo mucho antes del verano. Es en los meses previos a la llegada del calor cuando se recolecta el nerdo; tras su recolecta, tiene que arreglar la planta quitándole las hojas y ramas que sobran, hasta dejar solo lo que será el soporte de la biznaga. Después, le tocará secarlo para que se quede rígido y beige para poder introducir los jazmines. Llegado el verano, recolectará la penca, y le quitará los pinchos y los jazmines.

Ruta Playas de Maro Cerro Gordo

Los Acantilados de Maro-Cerro Gordo, en Nerja, son todo un espectáculo de la Naturaleza. En los días claros, al asomarse a uno de sus miradores, se puede contemplar la costa de África y disfrutar con las impresionantes vistas que ofrecen. Sus aguas cristalinas no envidian a las mejores playas del Mundo. Acompáñanos en este vuelo de dron.

 

 

Paraje natural situado en la Costa Oriental de Málaga. Ofrece un paisaje abrupto en el que las pequeñas calas alternan con los acantilados y las áreas de cultivo. Déjate sorprender por abruptos y espectaculares acantilados, de hasta 75 m de desnivel, entre los que se intercalan bellas playas y pequeñas calas, fruto de la erosión y regresión marina sobre las últimas estribaciones de la Sierra de Almijara.

El Paraje Natural Acantilados de Maro-Cerro Gordo forma una estrecha franja paralela a la costa, que tiene doce kilómetros de ancho y penetra una milla en el interior del mar.

Saliendo desde Málaga por la N-340 en dirección a Almuñécar hay que ir en dirección a la Torre de la Marquesa o Torre de Maro, para ir a pie y ver el espectáculo natural de los acantilados.

Retomando la carretera en la misma dirección se ve como la Sierra Almijara se adentra en el mar: impresionantes acantilados y preciosas calas dan forma al paisaje.

 

 

Continuando se llega al desvío de Cerro Gordo desde el que se contemplan las mejores vistas de los acantilados y la costa malagueña.

La Fauna marina aquí es espectacular.  Es una muestra de la riqueza y diversidad del espacio y con tan solo un equipo básico de snorkleing encontraremos invertebrados -esponjas, corales, anémonas, equinodermos y moluscos- y crustáceos -camarones, centollos e incluso langostas.

De especial importancia son la existencia de importantes poblaciones de coral naranja, que es una especie Catalogada como Vulnerable a la Extinción. En cuanto a los peces, son abundantes los torillos y los blénidos, la morena con formas serpentiformes y el mero; todos ellos resultado de la gran variedad de hábitats.

PRINCIPALES CALAS Y PLAYAS DEL PARAJE NATURAL ACANTILADOS DE MARO Y CERRO GORDO. 

PLAYA DE MARO
Esta playa es bastante más concurrida que las demás debido a su fácil acceso en coche, lo que no le quita para nada encanto. En este caso se trata de una franja de arena de 500 metros que surge entre cultivos, cañaverales, acantilados y su característica agua cristalina. Al contrario que las anteriores la Cala de Maro dispone de restaurante, quiosco de alquiler de tumbonas y aparcamientos.
Para llegar coge la N-340, y toma la salida de Maro, atraviesa el pueblo y cuando llegues a la primera rotonda coge la primera salida a la derecha.

 

CALA BARRANCO DE MARO
Esta minúscula cala de tan solo 20 metros de longitud supone un auténtico escondite para aquellos que buscan intimidad total. Lo importante en este caso es llegar primero y ‘hacerse’ con el lugar, aunque por lo recóndito de su ubicación y su difícil acceso no encontrarán mucha competencia. Este oasis de paz se encuentra en la desembocadura del Barranco de Maro, protegido por un espeso cañaveral y bañado por aguas cristalinas que moldean los cantos rodados de su arena. Puedes acceder a esta calita pasado el kilómetro 294 de la N-340 dirección Nerja Almería, a unos 300 metros justo antes de una curva donde debes desviarte a la izquierda antes de pasar por el puente y bajando un carril en muy malas condiciones (solo accesible en vehículos 4×4) que desciende por el Barranco de Maro. Al llegar a una pequeña caseta el camino se transforma en un sendero en el que llegaremos a pie durante casi un kilómetro a este pequeño trozo de playa.

 

PLAYA MOLINO DE PAPEL
Antes de seguir nuestra ruta dirección Granada a través de las playas de Nerja, podemos hacer una parada para observar las magníficas vistas que ofrece la Torre de Maro, una atalaya construida en el siglo XVI, utilizada para divisar al enemigo y proteger el territorio de los piratas. El acceso está señalizado en el kilómetro 297 de la N-340, a continuación y pasados unos 300 metros el km 298 a la derecha encontramos la siguiente cala, Molino de Papel. Esta playa tiene una historia especial, en su día albergó una fábrica de papel de la que hoy se conservan sus ruinas y que confieren al entorno cierto aire místico. Se puede acceder en coche, aunque es aconsejable bajar andando cuando se acaba el asfalto.

 

LA CALETA DE MARO
La Caleta de Maro es conocida por muchos como ‘Cala Chica’, nombre inventado que le dieron los guionistas de la mítica serie española ‘Verano Azul’, ya que aquí se rodaron muchos de los capítulos de la pandilla de ‘Chanquete’. Esta playa es la siguiente a la cala del Barranco de Maro y al igual que ésta también es de difícil acceso, lo que hace que tenga baja ocupación. Es más arenosa que la anterior y tiene una longitud de 400 metros al cobijo de los cañaverales que la recorren y que le otorgan un verdadero encanto salvaje, donde conviven nudistas y textiles.

 

PLAYA DE CANTARRIJÁN
Ya en la costa tropical granadina, nos encontramos ante la última playa del Paraje Natural de Maro – Cerro Gordo, Cantarriján. Al igual que la anterior, durante la temporada alta un microbús se encarga de bajar a los bañistas hasta la cala, durante el resto del año se puede acceder en coche. La playa de Cantarriján es otra de las más concurridas de este paraje, está dividida en dos, una primera cala más pequeña con dos chiringuitos donde se puede degustar un pescado espectacular y zona de hamacas; y otra más salvaje y extensa donde los nudistas encuentran uno de sus enclaves favoritos.

 

CALAS DEL PINO
Esta dos calas son más bien arenosas y aunque separadas por rocas se puede pasar a pie de una a otra. Tienen una longitud de 350 metros y 10 metros de ancho. Son dos calas arenosas de medianas proporciones situadas entre la Playa de las Alberquillas y la Torre del Pino. Aunque separadas por rocas desprendidas, se puede pasar tranquilamente de una a otra a pie. Para acceder se puede dejar el coche en una de las curvas de la antigua carretera nacional 340, a las que se accede pasado el kilómetro 299. A partir de ahí un empinado sendero baja hasta la playa.

 

PLAYA DE LAS ALBERQUILLAS
Está unida con la playa del Molino de Papel a través de lo que queda de la torre vigía del Río de la Miel. Se trata de una cala bastante más amplia, con más arena y 400 metros de longitud. Al igual que el resto de calas de la zona está rodeada de un entorno natural que le confiere una impresionante belleza, y que hace que esta zona no solo se disfrute en verano, si no que existen múltiples rutas de senderismo para hacer durante la temporada de invierno.

 

CALA EL CAÑUELO
El Cañuelo es una de las playas más queridas por los locales, se podría decir que es la joya de la corona de Maro y la última de Málaga. Se trata de una cala bastante grande, donde las rocas han conformado un paisaje único que enamora. Pero no solo lo que se ve a simple vista sorprende a los bañistas, bajo el mar espera un fondo marino habitado por multitud de peces, con praderas de posidonia, corales y esponjas, ideal para los amantes del snorkel (una paraíso bajo del mar que comparte con toda esta zona marítima).

Para acceder, debemos continuar por la nacional 340, después de las Calas del Pino, veremos la señalización clara hacia El Cañuelo, donde hay una zona de aparcamientos. Allí dejaremos el coche para bajar hasta la playa en un microbús que funciona desde junio hasta septiembre. Existen dos merenderos bastante integrados con el entorno, el chiringuito ‘Las Piedras’ y ‘La Inopia’, en los que se puede disfrutar de unos atardeceres espectaculares hacia Nerja.

(Video: Benjamin Moreno)

 

La calle Carretería de Málaga está de moda.

La calle Carretería de Málaga está de moda.

Carretería evoluciona orgullosa cada día ofreciendo múltiples formas y estilos que conviven dotándola de un carácter singular pero conservando su espíritu genuino y sus valores locales.

Llevamos años trabajando y apostando por la Calle Carreteria porque nos gusta la bella historia que se esconce en cada esquina y de la que han sido testigos cada uno de sus edificios. Nos gusta su perfecto emplazamiento en el Centro de Málaga. Nos gusta su accesibilidad. Nos gusta su ambiente comercial y dinámico. Se respira vanguardismo y distinción. Nuestra calle evoluciona orgullosa cada día ofreciendo múltiples formas y estilos que conviven dotándola de un carácter singular pero conservando su espíritu genuino y sus valores locales.

 

Carreteria concentra diversión de alta calidad, arte, talento, multitud de locales vanguardistas y una variada mezcla de culturas… ofreciendo siempre siempre algo que es de interés para todos los públicos.

En Carretería se perciben estos días aires de cambio y evolución, de entusiasmo y de renovación. La Calle Carreteria de Málaga se está configurando de manera natural como una zona de las zonas de moda del centro histórico. Numerosos negocios de calidad indiscutible y aires cosmopolitas encuentran en Carreteria el entorno perfecto para establecerse.

Descubre ahora sus secretos.

Read More

Mercado de las Atarazanas de ‪Málaga‬.

Arte Nazari, tradición y experiencia gastronómica.

El Mercado Central de Atarazanas se situa sobre los restos de un edificio árabe del que sólo queda la puerta, que se corresponde actualmente con la puerta del mercado de Atarazanas. Fue una de las puertas al mar de las murallas que rodeaban Málaga.es uno de los edificios más representativos de la arquitectura decimonónica en Málaga.

 

El recinto data del siglo XIV y en sus orígenes lo ocupaba unos astilleros nazaríes. Tras la Conquista cristiana, el edificio comenzó a usarse como almacén, arsenal, hospital militar y cuartel.

Fue en 1.870 cuando se aprobó el proyecto del arquitecto Joaquín Rucoba para construir un nuevo mercado de abastos. La intervención de la Academia de Bellas Artes de San Telmo de Málaga consiguió salvar la antigua puerta monumental, que pasó a convertirse en la puerta de la fachada principal, la cual en esta época daba al mar.
Este edificio fue declarado Bien de Interés Cultural en 1979. Recientemente se llevó a cabo una completa remodelación con la que se recuperó su diseño original.

Como otros mercados de hierro del siglo XIX en España, el de Atarazanas se inspiró en el Mercado de Les Halles de París. Las albanegas se decoran con tondos representando unas, peces y cornucopias, y otras, un rostro humano. El resto de la superficie aparece recubierta de ataurique finamente moldeado en hierro. Es un edificio ejemplo de eclecticismo arquitectónico.

En la actualidad, el Mercado Central de Atarazanas es uno de los núcleos comerciales más importantes de la ciudad donde cada día los malagueños acuden para realizar sus compras de productos frescos, una de las señas de identidad de este mercado. También son muchos los visitantes que acuden para tapear ‘pescaíto’ fresco en el bar que se encuentra en su interior o, simplemente, a pasear por este edificio que ha logrado mantener su esencia más tradicional.