Malaga Drone Video Tour

 

Málaga te invita a vivir el momento y a disfrutar minuto a minuto de momentos inolvidables. Sus gentes, sus excelentes playas, sus siglos de historia, sus calles y rincones mágicos… Estamos orgullosos de nuestra ciudad y te invitamos a disfrutar de sus largos días y cálidas noches…

Tras las huellas de Picasso en Málaga

Estamos en Otoño y es la época perfecta, gracias al buen clima que disfrutamos en Málaga, para explorar el Centro de la Ciudad a pie. Explora, investiga y déjate deslumbrar por la historia que vive y perdura en cada esquina de la ciudad. En esta ocasión te proponemos seguir las huellas de Picasso en su Ciudad Natal. Una Ruta amena, excitante y apta para todos los públicos.

1-Casa Natal de Picasso: la primera parada.

Plaza de la Merded, 15

La ruta picassiana que les proponemos comienza en la Casa Natal del artista ubicada en la céntrica Plaza de la Merced de Málaga. Precisamente en esta plaza te puedes hacer una foto con la figura en bronce del pintor, que posa sentada en un banco.

Tras el recuerdo de la fotografía junto al bronce de Picasso con un cuaderno y un lápiz, obra del artista Francisco López Hernández, te recomendamos que te dirijas a la casa natal para recordar la infancia del pintor entre los muros que lo vieron nacer. Entre sus instalaciones destacan colecciones de arte, el departamento de promoción cultural y el Museo Casa Natal.

2-Parroquia de Santiago

Calle Granada, 78

Pablo Diego José Francisco de Paula Juan Nepomuceno María de los Remedios Cipriano de la Santísima Trinidad Ruiz y Picasso, este es el nombre completo del artista malagueño y con el que fue bautizado en 1881 en la iglesia de Santiago.

No debes perderte la Parroquia de Santiago, enclave de la ruta picassiana que ha sido declarado Bien de Interés Cultural (BIC).

Se trata del primer templo cristiano levantado en la ciudad tras la Reconquista y aún conserva elementos musulmanes de la mezquita que se erigía en el lugar antes de ser transformada en iglesia católica.

3-Escuela de Bellas Artes de San Telmo

Plaza de la Constitución, 3. 29005 Málaga

El padre de Picasso, José Ruiz Blasco, fue profesor de dibujo en la Escuela de Bellas Artes de Málaga llamada San Telmo. El edificio alberga actualmente el Ateneo de la ciudad.

Sin duda, esta fue la primera vía de contacto de Pablo Picasso con los estudios clásicos que su progenitor le fue inculcando desde pequeño. Aunque nunca llegó a realizar ningún curso en este lugar, la influencia de esta escuela siempre estuvo presente en su evolución como artista. No pases por alto esta construcción con historia y disfruta de su estilo interior elegante y manierista.

4-Museo de Picasso

Palacio de Buenavista, Calle San Agustín, 8, 29015 Málaga

Localizado en el mismo centro histórico de la ciudad, muy cerca de la Catedral, el Museo Picasso Málaga (MPM) se encuentra situado en el Palacio de Bellavista de la ciudad. Este espacio, que fue restaurado exclusivamente para acoger las obras del malagueño, responde al deseo de Pablo Picasso de que su obra estuviera presente en la ciudad que le vio nacer.

La colección MPM reúne casi 300 obras del artista, fruto de la cesión de sus herederos, y abarca una amplía variedad de estilos, materiales y técnicas. Desde los primeros estudios académicos a su visión del clasicismo, pasando por los planos superpuestos del cubismo, cerámicas y las últimas pinturas de los setenta.

5-La Malagueta

Paseo de Reding, 8, 29016 Málaga

En quinto y último lugar, cerramos nuestra propuesta picassiana visitando la Plaza de Toros de la Malagueta.

Picasso comenzó a pintar desde pequeño y tras asistir a una corrida de toros y bajo los consejos de su padre, con tan sólo ocho años pintó “El pequeño picador”, su primera pintura al óleo. Desde entonces la Tauromaquia siempre estuvo presente en su obra y La Malagueta era la plaza a la que acudía desde pequeño con su padre a disfrutar del arte de la Tauromaquia.

Este coso taurino, de estilo neomudéjar, celebra toros por Semana Santa y en la Feria de Agosto, contando en sus carteles con las principales figuras del toreo.

Estamos seguros de que si Picasso viviera no se la perdería…