Mercado de las Atarazanas de ‪Málaga‬.

Arte Nazari, tradición y experiencia gastronómica.

El Mercado Central de Atarazanas se situa sobre los restos de un edificio árabe del que sólo queda la puerta, que se corresponde actualmente con la puerta del mercado de Atarazanas. Fue una de las puertas al mar de las murallas que rodeaban Málaga.es uno de los edificios más representativos de la arquitectura decimonónica en Málaga.

 

El recinto data del siglo XIV y en sus orígenes lo ocupaba unos astilleros nazaríes. Tras la Conquista cristiana, el edificio comenzó a usarse como almacén, arsenal, hospital militar y cuartel.

Fue en 1.870 cuando se aprobó el proyecto del arquitecto Joaquín Rucoba para construir un nuevo mercado de abastos. La intervención de la Academia de Bellas Artes de San Telmo de Málaga consiguió salvar la antigua puerta monumental, que pasó a convertirse en la puerta de la fachada principal, la cual en esta época daba al mar.
Este edificio fue declarado Bien de Interés Cultural en 1979. Recientemente se llevó a cabo una completa remodelación con la que se recuperó su diseño original.

Como otros mercados de hierro del siglo XIX en España, el de Atarazanas se inspiró en el Mercado de Les Halles de París. Las albanegas se decoran con tondos representando unas, peces y cornucopias, y otras, un rostro humano. El resto de la superficie aparece recubierta de ataurique finamente moldeado en hierro. Es un edificio ejemplo de eclecticismo arquitectónico.

En la actualidad, el Mercado Central de Atarazanas es uno de los núcleos comerciales más importantes de la ciudad donde cada día los malagueños acuden para realizar sus compras de productos frescos, una de las señas de identidad de este mercado. También son muchos los visitantes que acuden para tapear ‘pescaíto’ fresco en el bar que se encuentra en su interior o, simplemente, a pasear por este edificio que ha logrado mantener su esencia más tradicional.

No te pierdas este video producido por #LovingMálaga